• santa rosa-1
  • santa rosa-1

Fauna autóctona

Las especies que se encuentran en los bosques del Valle son los siguientes:

Felinos: Puma o León Americano y Gato Montés

Mustélidos: El más común es el zorrillo, hurón, nutria, especies apreciadas por su piel.
Caninos: el más peligroso es el Aguará que suele atacar el ganado mordiéndolo por el cuello y las orejas. Otro es el Zorro, tanto el Dorado como el Gris (este es el más común y muy perseguido por su piel)
Roedores: Laucha, Ratón Pardo, Ratón Campestre, Rata de Campo, Rata Voladora, cuis, Liebre y Vizcacha, estas dos últimas muy perseguidas.
Uno de los extinguidos prácticamente es el peludo y la Mulita Negra y entre las plagas que incluso no temen a la civilización e ingresan a centros poblados está La Comadreja.

Por otro lado las aves:
Catártidos: Congo cabeza colorada y Jote.
Falcónidos: Carancho, Chimango, Águila, Cóndor y Halcón.
Sitácidos: Loro, Catita y Cotorra.
Asiónidos: Lechuza de las vizcacheras, Quitilipe y el Caburé.
Estrínguidos: Lechuzón y Lechuza Pericotera.
Cucúlidos: Urraca, Crespín, Colibrí, picaflor y Rundún.
Coláptidos: Ataja Caminos, Hornero, pijuí y Cachalote.
Tiránidos: Boyero, monjita, Benteveo, Tijereta, Zorzal y Brasita.
Hirundínidos: Golondrina negra y golondrina de las vizcacheras.
Mímidos: Calandria y siete colores.
Príngiridos: Rey del bosque, corbatita, canario, jilguero cabecita negra, gorrión, chingolo, cardenal, tordo reina mora, pecho colorado.
Tinámidos: Perdíz del monte o montaraza, perdiz de la sierra o chica.
Clarávidos: Tórtola, paloma del monte, paloma dorada, monjita.

Por último los reptiles, batracios e insectos: entre los primeros se destacan iguanas, lagartijas y chelco de las sierras.
En serpientes existen tres especies venenosas y el resto son culebras. Víbora de la cruz, coral, cascabel y la más común de encontrar que es la falsa coral; entre las no venenosas: culebra sapera (muy agresiva pero sólo se alimenta de sapos), culebra de listones (que se confunde con la de la cruz) y otra culebra totalmente verde que solamente se alimenta de insectos y frutas.
Entre los batracios los más abundantes son: ranas del zarzal, rana flauta, rana cordobesa (cuya carne es comestible), escuerzo y sapos.
En peces enumeramos: pejerrey, pez carpa, tararira, sábalos o bagres, mojarras, dientudos y en los ríos de las sierras grandes truchas.